Carpe Diem…  cuando las carpas están puestas… a seca…!!!

Carpe Diem… cuando las carpas están puestas… a seca…!!!

Carpe Diem, una locución latina que se traduce como «aprovecha el momento». Me va al pelo esta locución. Justo eso, las carpas estaban puestas, había que aprovechar el momento.

Eso me sucedió hace unos días. Fui a dar un garbeo a uno de mis sitios. El objetivo no era pesquil, mas bien el propósito era desconectar las neuronas y de paso otear uno de mis escenarios en el cual practico sesiones de «spa-fly fishing» en este caso en zona ciprinícola. Pero mira por donde ellas decidieron darme una cálida y gentil bienvenida. Aletas por aquí, aletas por allá; un grupito de carpas navegando por aquí absorbiendo no sé qué en superficie, otras repasando las orillas… ¿podría pescarlas a seca?. Esta era una de mis grandes ilusiones, poder tentarlas y salir victorioso de una sesión de pesca a seca.

La pesca de carpas a seca es algo que me tiene casi desquiciado. Veo vídeos, hablo con amigos, sé que es viable, pero es como si las carpas de mi zona requieran de algo distinto o, quizás, solo necesiten de un buen pescador de carpas a seca (sniff, sniff) fijo que es eso. En fin, tocaba irme, mis quehaceres me reclamaban, así que, trasladé un cortes y educado saludo a mis amigas deseando que siguieran así unas horas más…

Cuatro horas más tarde pude regresar. He de reconocer que mi agitación era mayúscula ¿estarían ahí? bueno, eso seguro, pero ¿estarían igual de activas?. Descendí el camino a tal velocidad que ríanse ustedes de según que atleta montañero. En un plis plas, bueno, en un plas me planté en la orilla. Mis ojos no daban crédito, varios grupos de carpas estaban en el mismo plan, otras individualistas estaban a lo suyo repasando las orillas. Carpas por doquier. Se podían escuchar las absorciones, los chapoteos de otras; estelas por el agua…

Decía Napoleón «vísteme despacio que tengo prisa» gran frase atribuida a Fernando VII, Napoleón o no sé quien más, pero fuera quien fuera que razón tenía. En mi auto-velocidad montando la caña veo que me he dejado de pasar ¡¡¡dos anillas!!! pero vamos, seré cenutrio… mi «ser-pescador» me espeta un  ¡¡deja de mirar el agua y concéntrate!!. Procedo, respiro hondo y monto el equipo como mandan las reglas.

Una vez en postura observo las distintas carpas en sus distintos comportamientos. Finalmente me decanto por una que va absorbiendo en superficie pegada a la orilla. Pongo una emergente que más bien parece una ahogada leonesa, aunque en este caso con plumas de CDC (anzuelo del 10…). Lanzo presto a mi objetivo y veo como ésta lo toma automáticamente… Y automáticamente veo esa explosión en el agua y acto seguido una carrera alocada; metros y más metros de línea salen del carrete. Juego con el equipo hasta que noto que la balanza empieza a decantarse a mi favor. Tras unos minutos más y con la emoción embargando mi corazón consigo coger a ese buen pez.

Las sensaciones son buenas, enormes, acababa de conseguir mi primera carpa a seca.

20150518_201953
Mi primera carpa a «seca»

Realizo de forma torpe algunas fotos para rápidamente soltar al agua ese zeppelin que jugó un buen rato con mi equipo.

Volveré, volveré tras esos peces endiablados para seguir probando de pescarlos a seca. Sé que me voy a comer soberanos bolos, me van a dar matarile en la mayoría de las ocasiones, pero me encanta, me encanta saber que todavía tengo mucho que aprender.

Un saludo y por supuesto, buena pesca…!!!

Comparte en tus redes sociales:

Ferran

Desde pequeño he estado vinculado al río. No puedo pasar por un curso de agua sin detenerme. Escuchar el rumor de sus aguas, ver y sentir la fauna. Son muchas las sensaciones de las cuales no puedo prescindir. Con este blog busco compartir estas dos facetas. Por un lado, mi compromiso por el bienestar de los ríos. Por otro, trasladaros informaciones útiles que puedan aportaros algo interesante para practicar la pesca sin muerte o sencillamente para acercaros a dar un paseo agradable. Ferran

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Desde luego que carpas que comen en superficie, haberlas haylas. ¡Y menudas jornadas me han dado a bordo del kayak! No es cuestión de ser un gran pescador de carpas a seca. Simplemente tienen que ponerse a tiro y estar dispuestas.
    Un abrazo compañero

    1. Pues sí, deben estar dispuestas, pero cuando lo están o, parecen que lo están, te pueden llegar a sacar de quicio… Para mi ahora ya es cuestión de saber más de su comportamiento, me encantan sus guerras al final del tippet 😉 Un abrazo

Deja un comentario

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.
Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros visitantes una forma mas cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas nuestra Política de Cookies
En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas. Para continuar sin cambios en la configuración de las cookies, simplemente continúe en la página web.
• ¿Qué son las cookies? Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas... En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo.
• ¿Por qué son importantes? Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas.
• ¿Cómo puedo configurar mis preferencias y desactivar las cookies? Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
Actualizaciones y cambios en la Política de Privacidad / Cookies: La Web masajesdonostia.com puede modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

Cerrar