Los otros…; Un amanecer de un día cualquiera en un río especial

Los otros…; Un amanecer de un día cualquiera en un río especial

Recupero este escrito que publiqué hace más de 12 años en una Lista de Pesca. Ha pasado tiempo. Pero los motivos que me dieron para escribir este relato siguen totalmente vigente.

Un amanecer de un día cualquiera en un río especial…

– Hola, que tal, ¿como va el día?
* La verdad, por ahora muy frío, así que me temo que las eclosiones serán tardías
– Ya estamos !!! ¿acaso solo vas a por las secas?
* Depende, hay días que me limito a lo que hay, pero otros, como hoy, que prefiero limitarme a las secas, no se, me apetece y punto.
– Mira!!! ¿sabes quien son esos?
* Ni idea, la verdad estaba yo aquí ensimismado con mis cosas y no me he fijado
– Seguro que son de esos que aparecen cada fin de semana
* Si,si, como esos bichos negros que aparecen a la par.
– Por cierto ¿has visto como se mueven?
* Desde luego, hay que ser torpe, tal como esta de fría el agua, lo normal sería quedarse quieto a verlas venir, y no dando tumbos por aquí y por allá, se notan que son pardillos.
– Joe !!! pues no parecen muy jóvenes para hacer esas tonterías * Quita, quita, pueden parecer mayores, pero la verdad es que tienen una forma de comportarse de alevines…
– Cuidado, que ya se acercan las sombras…
* Date prisa, ahí mismo.
– Serán atontados, y esos !!! ¡se quedan ahí tan tranquilos !
* Déjalos !!! nosotros a lo nuestro.

Juan- ahí tengo otra !!! se nota que han repoblado, entre esta y la otra poza ya llevo cinco
Miguel- Esto es un asco, nos tiran esas de plástico que solo sirven para llenar el cesto.
Juan- Me acuerdo de joven con mi padre lo mucho que disfrutamos en este río, ay!! eso si que eran buenos tiempos, truchas paisanas que nos hacían andar a hurtadillas, de lo contrario, a la menor sombra se metían debajo de los troncos, piedras, raíces, y no se movían en todo el día. Lástima que de esas ya no quedan…..
Miguel- Dímelo a mí, hacer encaje de bolillos en esta zona para mí era normal.
Juan- ja,ja,ja tu seguro que los bolillos los metías en un saco de 100 kilos, porque conmigo nunca te vi sacar truchas de este tramo.
Miguel- No me seas cabrón, ya me estas poniendo nervioso, sabes que te digo, mejor dejemos esta pesca y nos vamos a comer algo ¿hace?
Juan- Hace

IMG-20150224-WA0015

– Oye!!!
* ¿Qué?
– ¿los ves?
* Creo que ya han marchado
– ¿Has visto los otros?
* Se han marchado tal como han venido.
– ¿Tú sales?
* No me seas pardillo, mejor esperamos un buen rato, mientras, sigue pillando estas ninfas que bajan, que están a punto de eclosionar y andan sabrosas.
– Descuida, ya llevo unas cuantas docenas.
* ¿Tú crees que volverán los otros?
– Pues claro, lo hacen siempre en esta época
* Y estés atento!! que todavía seguiremos el mismo destino que los otros

Un día sentado en la rivera del río, se me ocurrió meditar que pensarían las truchas autóctonas ante la aparición súbita de esas otras tan crecidas… Hoy me he vuelto a acordar, y mira tú, me he atrevido a escribir lo que me ha pasado por la cabeza (que ya es mucho) 🙂

Comparte en tus redes sociales:

Ferran

Desde pequeño he estado vinculado al río. No puedo pasar por un curso de agua sin detenerme. Escuchar el rumor de sus aguas, ver y sentir la fauna. Son muchas las sensaciones de las cuales no puedo prescindir. Con este blog busco compartir estas dos facetas. Por un lado, mi compromiso por el bienestar de los ríos. Por otro, trasladaros informaciones útiles que puedan aportaros algo interesante para practicar la pesca sin muerte o sencillamente para acercaros a dar un paseo agradable. Ferran

Deja un comentario

Cerrar menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.
Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros visitantes una forma mas cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas nuestra Política de Cookies
En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas. Para continuar sin cambios en la configuración de las cookies, simplemente continúe en la página web.
• ¿Qué son las cookies? Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas... En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo.
• ¿Por qué son importantes? Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas.
• ¿Cómo puedo configurar mis preferencias y desactivar las cookies? Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
Actualizaciones y cambios en la Política de Privacidad / Cookies: La Web puede modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

Cerrar